Una mujer de hoy

Fuente:https://www.abc.es/cultura/cultural/abci-maria-jose-solano-mujer-202107021228_noticia.html La modernidad de mujer absoluta de Gertrudis Gómez de Avellaneda resulta emocionante. No le gusta que le recuerden que es una de las escritoras más grandes de la lengua española, tal vez por su excesiva timidez, o porque en público esas cosas es mejor tomarlas con cierta saludable indiferencia. Su acento peculiar de fonética cantarina podría delatar su origen andaluz, aunque nació y creció en el Caribe. Su padre sí es sevillano y ella adora esa ciudad de sones habaneros donde conoció a uno de los grandes amores de su vida. No es ningún secreto que aquel apuesto caballero de buena familia, más que quererla, digamos que se dejó querer, y luego se casó con otra. Alta, morena, sensual, risueña, de trato inteligente y fogosidad en la escritura, le gustan los hombres, la luz del sol y la literatura. Sus artículos periodísticos en Sevilla le abren las puertas de la fama y desengañada de aquel amante se marcha a Madrid, llevándose con ella el brillo de su talento y una sensualidad acentuada en las curvas de la edad perfecta, cuajando ambos en unas primeras novelas que triunfan en librerías. Hay en ellas un talento atrevido y una osadía en el trato de los temas prohibidos que la escritora moldea con una valentía que ya quisieran tener muchos hombres valientes. Los escritores la alaban, las mujeres la critican y los amantes no le llegan a la altura de la fiereza que ella necesita. Ni siquiera el padre de su hija tiene valor para reconocer a la criatura, que muere con pocos meses de vida. Se casa dos veces y dos veces enviuda, y hasta la reina de España le da el pésame. A pesar de que murió hace 148 años, es una mujer tan de hoy, que su biografía admite sin problemas el presente. Se llamaba (y se llama) Gertrudis Gómez de Avellaneda, y su modernidad de mujer absoluta me emociona. María José Solano