Soria aprecia a Machado más ahora que cuando residió en ella

Fuente: https://www.lapoesiaalcanza.com.ar/noticias/6871-soria-aprecia-a-machado-mas-ahora-que-cuando-residio-en-ella La ciudad de Soria, capital de la provincia homónima, en la comunidad autónoma de Castilla y León, expresa en la actualidad más aprecio y valoración por el poeta Antonio Machado que el que le dispensó a principios del siglo XX, cuando se radicó en la ciudad y se desempeñó como docente, en medio de un ambiente conservador y aquejado por un fervor religioso con el que no sentía identificación. Sin embargo, estas circunstancias no significaron que sufriera su permanencia en la entonces muy pequeña capital de provincia, interpreta Manuel Núñez Encabo, presidente de la Fundación Española Antonio Machado. El poeta había conocido las intensidades de la vida en Madrid y París, con su oferta cultural y la posibilidad de conectarse con otros creadores, por lo que llegar a Soria fue un cambio profundo. Afirma Núñez Encabo que su actividad fuera de su casa se limitaba a unos paseos, pero “a él le apasionaba. Le entusiasmaban sus paseos solitarios, porque es cuando podía observar con detenimiento a las personas y a la madre naturaleza. Hay que tener en cuenta que es el único poeta que escribe un libro dedicado a la naturaleza en verso ('Campos de Castilla'). El único”. Antonio Machado se asienta en los campos de Soria e “intenta hablar de la naturaleza como un concepto más global. Una naturaleza que también habla de las personas que viven en ella y que la sufren, pero a su vez también la protegen”, agregó. La fundación, dice un artículo de Soria Noticias, obtuvo el reconocimiento del poeta como símbolo universal de la humanidad, a cargo de la UNESCO, y la realización de premios nacionales que llevan su nombre. Ahora se propone que sea considerado héroe nacional por luchar por la democracia y que se levante un monumento en la plaza Mariano Granados, de Soria. En la publicación, Marina López introduce a estos temas con una referencia al escritor argentino Jorge Luis Borges. Lo hace en estos términos: “Cuentan las malas lenguas que en una ocasión le hablaron a Borges sobre Antonio Machado, y que el argentino respondió con esa sorna suya, más cercana a la mala leche que a la indiferencia: 'Ah, no sabía que Manuel tenía un hermano'. Y vaya si lo tuvo”. La periodista preguntó por la niñez del poeta en Sevilla, la mudanza a Madrid con la familia y el gusto por el teatro, que compartió con su hermano Manuel. Núñez Encabo dijo al respecto: “La afición por esta disciplina hizo que al final ambos, juntos, escribiesen varias obras de teatro, también muy relevantes para la literatura. Machado apreciaba toda la cultura, también el teatro, el escenario, ver moverse a los artistas. Pero hizo poco como actor, era muy introvertido. Eso le gustaba más a Manuel”. Es que Antonio Machado, prosiguió, “era muy 'desde dentro hacia afuera'. Por eso también le gustó Castilla, porque las gentes aquí no exteriorizaban mucho sus emociones. No son muy efusivas, pero sus sentimientos son muy fuertes por dentro”. Para trabajar como profesor el poeta llegó a Soria, entonces de 7 mil habitantes, por disposición de la autoridad educativa. Núñez Encabo explicó que “Machado rompe los esquemas que había en Soria y en Castilla. Él solía decir que reconocía la superioridad de las tierras pobres del Alto Duero que 'en lo bueno y en lo malo supera a las demás gentes'. En Soria había una cerrazón y Machado venía de una cultura muy abierta. Él rompió con lo que era la provincia, totalmente. Él respetaba profundamente a la mujer y era una persona laica. Aunque no era antirreligioso, era un librepensador”. La entrevista completa, disponible en este vínculo: sorianoticias.com/noticia/2020-08-05-manuel-nunez-encabo-en-soria-habia-una-cerrazon-y-machado-venia-de-una-cultura-muy-abierta-el-rompio-con-lo-que-era-la-provincia-en-la-epoca-70211 (8.8.20)