Vicente Gallego visita el Canal#poesia

Para los que no pudisteis asistir aquí tenéis el log. Desde aquí le damos las gracias a Vicente Gallego por su asistencia, de la que todos pudimos disfrutar.

Un saludo poeta.

buenas tardes a todos

<+luzmarina> vicentegallego buenas tardes

<+Ogigia> hola Vicente. Gracias por veninr

<@Chare^^> buenas tardes Vicentegallego :)

<+_-AddA-_> [vicentegallego] buenas tardes

<+Estella^> [vicentegallego] gallego hola, buenas tardes

nada, a vosotros

<@Sari> Buenas tardes vicentegallego

[vicentegallego] muy buenas tardes,****

<@anuais-> [vicentegallego] buenas tardes:)

buenas tardes Vicente

<+vicentegallego> buenas tardes jeff, qué gran cantante fue tu nick

<@Chare^^> :)

<+Ogigia> eso mismo le he dicho yo, que fue buen músico

> Saludos Vicente

<@dugueslin> hola, poeta

<+vicentegallego> hola malanoche

> Bien

> como todos sabéis

> hoy rendimos homenaje a Vicente Gallego en #poesia

> el especial lo llevará Ogigia

<+vicentegallego> qué es el especial?

> las preguntas que tengáis a bien hacer me las pasáis en privado

> en este caso tú

> jejeje

<+Ogigia> el pequeño homenaje que te queremos brindar

<@Leiaa> el especial eres tú vicente gallego

<@Leiaa> :)

<+vicentegallego> jajaja

<@Chare^^> :)))

<+vicentegallego> no hay nadie especial en este mundo

<+Ogigia> bueno, bueno

<+vicentegallego> pero aceptaré la etiqueta por hoy, para entendernos

<@Leiaa> creeme, aqui hoy lo eres tú

<+Ogigia> bien

<+Ogigia> pues si no hay inconveniente

<+vicentegallego> y gracias por vuestra amabilidad

<+Ogigia> empezamos.

<+vicentegallego> ok

<+Ogigia> Gracias a ti

<+Ogigia> El canal #poesia ha decidido realizar un homenaje al gran poeta valenciano Vicente Gallego

<+Ogigia> por varias razones, y es que consideramos que los homenajes se deben realizar en vida,

<+Ogigia> cuando el poeta puede darse por enterado de la cantidad de lectores que admiran su obra.

<+Ogigia> Nos ha conmovido su cercanía, la sensibilidad que demuestra al corresponder a poetas

<+Ogigia> no consagrados o desconocidos y, por último, y lo más importante, por su maravillosa obra

<+Ogigia> poética, pues ha supuesto una renovación, una brisa, un huracán más bien de aire fresco

<+Ogigia> a los sentidos adormecidos para extasiarlos con imágenes nuevas, originales, despertando

<+Ogigia> a un fluir de sensaciones, y siempre en un lenguaje bello y directo, pues Gallego es un

<+Ogigia> excelente comunicador a través del cual fluyen eléctricamente sus poemas.

<+Ogigia>

<+Ogigia> Vicente Gallego nació en 1963. Ha trabajado como portero y go-go en una discoteca,

<+Ogigia> ha sido podador de pinos, repartidor de paquetes y pesador del vertedero de residuos tóxicos

<+Ogigia> urbanos de Dos Aguas.

<+Ogigia> Se matriculó en Filología pero no llegó a terminar sus estudios, algo que no le impidió ser

<+Ogigia> uno de los poetas más importantes del panorama poético actual, iniciándose su andadura desde

<+Ogigia> la publicación de su primer libro “Santuario”, aunque fue con “La luz, de otra manera”,

<+Ogigia> su segundo poemario, con el que obtuvo el premio Rey Juan Carlos, en 1987.

<+Ogigia> Otros poemarios suyos son: “Los ojos del extraño”, Madrid, Visor, 1990 (Premio Loewe Joven, 1990),

<+Ogigia> “La plata de los días”, Madrid, Visor, 1996 (Premio Ciudad de Melilla, 1995),

<+Ogigia> “Santa deriva”, Madrid, Visor, 2002 (Premio Loewe, 2001) y “Cantar de Ciego”, Madrid, Visor, 2005.

<+Ogigia> En “El sueño verdadero” se reúnen poemas de la mayoría de sus libros en una selección aplicada

<+Ogigia> por el mismo autor. Vicente Gallego es autor de relatos como “Cuentos de un escritor sin éxito”,

<+Ogigia> Valencia, Pre-Textos, 1994 y “El espíritu vacío”, Valencia, Pre-Textos, 2004.

<+Ogigia> A continuación vamos a hacer un breve recorrido por la obra de Vicente Gallego:

<+Ogigia> Del poemario “LA LUZ, DE OTRA MANERA”

<+Ogigia> SEPTIEMBRE 2

<+Ogigia> Es ahora la vida

<+Ogigia> esta extraña y frecuente sensación

<+Ogigia> de sopor y distancia,

<+Ogigia> y es también una luz que vela el mundo:

<+Ogigia> salir del caserón tras la comida,

<+Ogigia> recorrer bajo el sol la carretera

<+Ogigia> con los ojos ardientes de un verano

<+Ogigia> y sentarme en la roca frente al mar.

<+Ogigia> Abandonarme entonces

<+Ogigia> al sonido sin pausa de la tierra

<+Ogigia> mientras me vence el sueño algún instante

<+Ogigia> y me moja las sienes con su agua bendita.

<+Ogigia> Descubrir con asombro renovado

<+Ogigia> al pescador que vuelve cada tarde,

<+Ogigia> como vuelven las olas,

<+Ogigia> como vendrá la brisa con la noche.

<+Ogigia> Y esperar otra vez sobre la roca,

<+Ogigia> abrumado en el centro de la vida,

<+Ogigia> a que la sombra inunde

<+Ogigia> lentamente mi sombra.

<+Ogigia> ------------

<+Ogigia> OCTUBRE, 14

<+Ogigia> No al engaño de aquellas dimensiones

<+Ogigia> abstractas que ignoramos: no a esos dioses

<+Ogigia> que prometen la vida tras la muerte.

<+Ogigia> La vida se concreta en nuestro cuerpo

<+Ogigia> y toda trascendencia está en la carne,

<+Ogigia> la convoca el placer,

<+Ogigia> ese instante que afirma nuestro tiempo

<+Ogigia> frente al tiempo sin fin que sordo y mudo

<+Ogigia> y ciego nos aguarda.

<+Ogigia> Quien mira el mar se olvida de sí mismo,

<+Ogigia> pero después un cuerpo le recuerda

<+Ogigia> su poder, la potencia de dos seres

<+Ogigia> bien trabados en gozo y en batalla,

<+Ogigia> suficientes y plenos en su carne,

<+Ogigia> en su muerte de tierra nada más.

<+Ogigia> ------------

<+Ogigia> NOVIEMBRE, 18

<+Ogigia> Hay Una claridad de lluvia no lejana

<+Ogigia> y estoy aquí sentado ante este mar

<+Ogigia> profundamente gris. No busco una respuesta

<+Ogigia> a este enigma de estar que es ir fluyendo

<+Ogigia> entre el miedo y la dicha de la carne.

<+Ogigia> Ninguna salvación, ningún consuelo

<+Ogigia> que no sea este espacio que ahora ocupo,

<+Ogigia> esta dicha de ser y de saberlo,

<+Ogigia> el hoy, mi placidez iluminada,

<+Ogigia> este abandono dulce en el que aguardo

<+Ogigia> a que la luz me colme y quede solo

<+Ogigia> con este mar enfrente,

<+Ogigia> sin este nombre mío, y en mi centro.

<+Ogigia> __________________________________

<+Ogigia> Vicente

<+vicentegallego> dime

<+Ogigia> qué te sigue gustando de tu libro “La luz, de otra manera?”

<+vicentegallego> no es que me guste, es que considero que ahí supe expresar lo que la poesía quiso, no lo que yo quería

<+vicentegallego> cosas que no sucedió en los dos libros posteriores

<+Ogigia> quieres decir que habla el poema, no el poeta?

<+vicentegallego> si

<+Ogigia> bien, gracias. Malanoche tiene preguntas de la gente

<+vicentegallego> por eso me los he cargado, los ojos del extraño y la plata de los días, que acabo de echar a la basura

> gracias

> <_Nihil_> ¿ Como hace para que sus poemas, con ausencia de métrica o rima, suenen tan consistentes y "ritmicos"?

<+vicentegallego> métrica la observan, a rajatabla, sin ritmo acentual no hay poesía, sin música

<+vicentegallego> la rima no es necesaria, es un adorno

<+vicentegallego> aunque me gusta usarla, en asonante, al final de los poemas, para reforzar el efecto musical

<+Ogigia> y el acento siempre en la sexta?

<+Ogigia> es algo que te sale natural, como una canción?

<+vicentegallego> casi siempre, aunque hay otras combinaciones, la sílaba inacentuable es la séptima

<+Ogigia> ajá

<+vicentegallego> eso es, no cuento las sílabas

<+Ogigia> Bien, pues

<+Ogigia> luego seguiremos acosándote un poco a preguntas vicente

<+vicentegallego> sale así, musicado en orígen por yo no sé quién que me lo dicta

<+Ogigia> ok, gracias

<+Ogigia> Ahora continuamos con el poemario “LA PLATA DE LOS DÍAS

<+Ogigia> ------------

<+vicentegallego> ese ya no está en mi obra completa

<+Ogigia> DÍAS AL SOL

<+Ogigia> En los días tranquilos como hoy

<+vicentegallego> pero adelante

<+Ogigia> yo disfruto la calma, y a menudo sospecho

<+Ogigia> que es hermosa esta calma porque aún

<+Ogigia> es probable que vuelva el sobresalto

<+Ogigia> a otorgarle a este tiempo su condición de tregua.

<+Ogigia> Cualquier calma es benigna si se vive

<+Ogigia> como un dulce descanso en la batalla

<+Ogigia> mientras la guerra sigue, y uno puede

<+Ogigia> dedicar esa pausa a curar sus heridas,

<+Ogigia> a pulir su estrategia, y a soñar la victoria.

<+Ogigia> En los días de tregua como hoy

<+Ogigia> yo comprendo el prestigio de la calma

<+Ogigia> mientras miro las nubes, fumo lentos habanos,

<+Ogigia> y dejo que la música me eleve

<+Ogigia> a regiones afables de mí mismo.

<+Ogigia> Pero a veces me asusta el fantasma de un tiempo

<+Ogigia> que tendrá que venir, y que imagino

<+Ogigia> solamente poblado de emociones tranquilas,

<+Ogigia> porque temo que entonces el tabaco

<+Ogigia> no me dé este placer,

<+Ogigia> y me aburran las nubes y la música.

<+Ogigia> Y ese miedo me impide algunos días

<+Ogigia> disfrutar de las treguas, y me incita a romperlas,

<+Ogigia> a vivir más deprisa, para intentar al menos

<+Ogigia> hallar algún sosiego en el cansancio

<+Ogigia> cuando el descanso sea una condena.

<+Ogigia> ------------

<+Ogigia> LAS ÚLTIMAS CENAS

<+Ogigia> A Víctor Manuel Gallego

<+Ogigia>

<+Ogigia> Lo que ahora nos une es una fecha

<+Ogigia> pactada cada mes, poco más que un esfuerzo

<+Ogigia> por seguir la amistad. Lo que ahora nos une

<+Ogigia> no es aquel entusiasmo, esa antigua alegría de estar juntos.

<+Ogigia> Y cuando os digo esto me salís

<+Ogigia> con que las cosas cambian, con que a todos nos pesan

<+Ogigia> otra edad y otros frenos: las mujeres, los hijos,

<+Ogigia> madrugar, el trabajo...

<+Ogigia> Ha llegado muy pronto ese momento

<+Ogigia> que juramos mil veces retrasar, el momento

<+Ogigia> en que estar entre amigos es hablar con nostalgia

<+Ogigia> de lo que fue en su día ser amigos;

<+Ogigia> y en estas cenas frías de los jueves

<+Ogigia> todo el mundo recuerda aquellas cenas

<+Ogigia> gloriosas de los sábados. Se iluminan los ojos

<+Ogigia> con las viejas historias, esas locas hazañas,

<+Ogigia> con alcohol y mujeres, que hoy parecen ajenas y propician

<+Ogigia> una dulce arrogancia en las voces de todos,

<+Ogigia> y renace el orgullo en cada uno

<+Ogigia> por la amistad del otro cuando recuerda alguien

<+Ogigia> aquel honor de hombres agraviados

<+Ogigia> que defendimos juntos ciertas noches

<+Ogigia> peleando. Y entre tantas victorias

<+Ogigia> —recordamos ahora con la sonrisa triste—,

<+Ogigia> llegamos a pensar que también venceríamos

<+Ogigia> sobre el destino incluso, sin saber que el destino

<+Ogigia> no se rinde a la fuerza ni al empeño,

<+Ogigia> ni que tantos propósitos en las cenas del sábado,

<+Ogigia> todo aquello que íbamos

<+Ogigia> a hacer con las mujeres y la vida,

<+Ogigia> sería más bien esto que los jueves

<+Ogigia> no deja de asombrarnos que hayan hecho

<+Ogigia> la vida y las mujeres con nosotros.

<+Ogigia> ------------

<+Ogigia> RECADO DE ESCRIBIR

<+Ogigia> Para Encarna Oliva

<+Ogigia> De qué forma explicarte que por ti

<+Ogigia> lo he hecho ya casi todo: renunciar a las otras,

<+Ogigia> renunciar a las noches en que ellas

<+Ogigia> en torno a mí giraban con la música

<+Ogigia> como giran las noches, como todo giraba

<+Ogigia> en aquel tiempo hermoso que juré

<+Ogigia> detener para siempre, como gira el deseo

<+Ogigia> al que he vuelto la espalda, como también a veces

<+Ogigia> la mirada se vuelve hacia esos días

<+Ogigia> que por ti he convertido en mi vieja leyenda.

<+Ogigia> De qué forma explicarte

<+Ogigia> que por ti me he desdicho: los amigos de entonces

<+Ogigia> se sonríen al verme, no me habla

<+Ogigia> mi soledad de siempre, ni siquiera el alcohol

<+Ogigia> me sienta como antes, y he perdido

<+Ogigia> mi destreza en el baile.

<+Ogigia> De qué modo explicarte, sin que lo entiendas mal,

<+Ogigia> que hasta mi juventud me va volviendo

<+Ogigia> la espalda, que por ti

<+Ogigia> lo he hecho ya casi todo, excepto aquello

<+Ogigia> que juzgabas tan fácil, que me pediste tanto

<+Ogigia> sin que nunca supiera atender tu ilusión:

<+Ogigia> el poema de amor que por fin te dedico

<+Ogigia> y que tal vez te oculten estos versos

<+Ogigia> sin halagos, sin rosas, estos versos

<+Ogigia> que no sabrán en nada parecerse

<+Ogigia> a los que tú soñaste. Un poema de amor

<+Ogigia> verdadero, sin trampas, sin palabras hermosas.

<+Ogigia> ________________________________________

<+Ogigia> Vale, pues Malanoche

<+Ogigia> tu turno

> gracias

> en Antología (1988-2002) recurres mucho al mar, mezclado con paisajes urbanos: asfalto, cisternas... qué significa ese mar para Gallego?

<+vicentegallego> es el mío, mi mediterráneo, crecí en la playa, bajo la luz clavada de los agostos de valencia

<+vicentegallego> el mar me acompaña y me acuna allá por donde vaya

> el mare nostrum

<+vicentegallego> el mar es eternidad frente a la insignificancia del hombre, sosiega y alecciona

> gracias

<+vicentegallego> más?

<+Ogigia> sí, yo tengo

<+Ogigia> mm

<+Ogigia> ¿Por qué has prescindido de estos dos libros, “Los ojos del extraño” y “La plata de los días” de tu obra completa? Supongo que será difícil explicarlo. Tal vez por una evolución?

<+vicentegallego> porque creo que están escritos por el poeta, con empeño, y no por la poesía, la poesía te encuentra a ti, cuando tu vas a buscarla ella suele decidir estar en otra cama, es una amante que goza desdeñando a los que la aman

<+Ogigia> jaja, una respuesta original

<+vicentegallego> la poesía es oficio de espera y de paciencia

<+vicentegallego> paciencia y barajar, que decía Luis Rosales

> es Gallego un tahúr?

<+vicentegallego> hay que dejar que la poesía se enamoré de ti, no se puede intentar ligar con ella

<+vicentegallego> no, yo no soy nada en absoluto cuando escribo, procuro quedar en blanco para que el poema se escriba con libertad en mí

<+vicentegallego> yo soy el instrumento, pero la música sólo la sabe el que me pulsa

<+vicentegallego> la prueba es que ningún poeta escribe cuando quiere, sino cuando la poesía se lo permite

<+Ogigia> ajá

<+Ogigia> tengo otra pregunta, de joaq

<+vicentegallego> el poeta vanidoso no ha entendido nada

<+vicentegallego> ok, vamos allá

<+Ogigia> vicente, si quieres, para no cortarte, cuando termines con tu respuesta, pones fin

<+vicentegallego> ok

<+Ogigia> y así no te interrumpimos

<+Ogigia> joaqu ¦ Me ha parecido muy interesante la alusión de Vicente Gallego a Luis Rosales. Rosales era un poeta que siempre introducía cambios en sus poemas, desde que lo publicaba en una revista hasta que salía en libro, e incluso después, en antologías o recopilaciones de la propia obra. ¿Vicente Gallego también hace esto?

<+vicentegallego> desde luego, el poema tiene sus propias exigencias, y a menudo las va desvelando al poeta lentamente, y éste tiene que atenderlas

<+vicentegallego> de ahí los cambios continuos y correcciones, fin

<+Ogigia> bien, pues

<+Ogigia> lamentamos decirte que vamos a seguir con algún poema más de "La plata de los días"

<+Ogigia> :))

<+vicentegallego> ok, son vuestros como lectores, pero no míos como autor, os pertenecen

<+Ogigia> ------------

<+Ogigia> LA INFANCIA

<+Ogigia> La infancia en mi memoria es un derroche,

<+Ogigia> una inmensa fortuna en el desierto,

<+Ogigia> una flor en las manos de un cosaco,

<+Ogigia> un tiempo en que creí no tener nada

<+Ogigia> y sin saberlo tuve lo más grande:

<+Ogigia> esa firme creencia en que los años

<+Ogigia> pondrían a mis pies el mundo entero.

<+Ogigia> La infancia se parece a esos regalos

<+Ogigia> que a los niños les hacen para luego,

<+Ogigia> diciendo que los guarden, que algún día

<+Ogigia> aprenderán sin duda a utilizarlos.

<+Ogigia> La infancia es un regalo que disgusta

<+Ogigia> porque uno no sabe de qué sirve,

<+Ogigia> y, cuando al fin lo entiende, ya lo ha roto.

<+Ogigia> ------------

<+Ogigia> CON LA PROMESA BASTA

<+Ogigia> A los catorce años y en verano

<+Ogigia> la noche era el anuncio de una hermosa película

<+Ogigia> que en cada corazón se estrenaría pronto,

<+Ogigia> y ese anuncio era el baile y la luz en el parque

<+Ogigia> cuya música oíamos a través de la verja

<+Ogigia> enredada en jazmín, las partidas de naipes

<+Ogigia> que jugaban los padres sin nosotros

<+Ogigia> con el raro prestigio del alcohol y el tabaco,

<+Ogigia> los hermanos mayores

<+Ogigia> alejándose en moto hacia el pueblo de al lado

<+Ogigia> con las chicas que amábamos,

<+Ogigia> porque todos creíamos que la vida bullía en esos sitios,

<+Ogigia> más allá de las verjas y de las carreteras,

<+Ogigia> más allá de las horas permitidas,

<+Ogigia> más allá de esas cosas que a nosotros

<+Ogigia> nos prohibían la entrada en cualquier fiesta.

<+Ogigia> A los catorce años y en verano

<+Ogigia> la noche fue vivir en la inminencia

<+Ogigia> de algo enorme y confuso que nos hizo temblar,

<+Ogigia> porque aún no sabíamos

<+Ogigia> que la vida ya había comenzado,

<+Ogigia> que no nos aguardaba en otro tiempo,

<+Ogigia> que la más bella imagen de la vida

<+Ogigia> con los años sería aquella espera.

<+Ogigia> Lo que en aquellas noches

<+Ogigia> prometía la vida para más adelante,

<+Ogigia> nos mantuvo a la espera mucho tiempo,

<+Ogigia> hasta que al fin un día comprendimos

<+Ogigia> que la vida cumplió con su palabra

<+Ogigia> en el instante exacto en que la daba,

<+Ogigia> porque en su extraño idioma, demasiado a menudo.

<+Ogigia> la promesa y el pago fueron uno y lo mismo.

<+Ogigia> ------------

<+Ogigia> PROYECTOS DE FUTURO

<+Ogigia> Esta tarde soy rico porque tengo

<+Ogigia> todo un cielo de plata para mí,

<+Ogigia> soy el dueño también de esta emoción

<+Ogigia> que es nostalgia a la vez de los días pasados

<+Ogigia> y una dulce alegría por haberlos vivido.

<+Ogigia> Cuanto ya me dejó me pertenece

<+Ogigia> transformado en tristeza, y lo que al fin intuyo

<+Ogigia> que no habré de alcanzar se ha convertido

<+Ogigia> en un grato caudal de conformismo.

<+Ogigia> Mi patrimonio aumenta a cada instante

<+Ogigia> con lo que voy perdiendo, porque el que vive pierde,

<+Ogigia> y perder significa haber tenido.

<+Ogigia> Ya no tengo ambiciones, pero tengo

<+Ogigia> un proyecto ambicioso como nunca lo tuve:

<+Ogigia> aprender a vivir sin ambición,

<+Ogigia> en paz al fin conmigo y con el mundo.

<+Ogigia> _______________________________________

<+Ogigia> tengo una pregunta de Bradomin

<+vicentegallego> okis

<+vicentegallego> que hable el marqués

<+Ogigia> l bradomin ¦ la pregunta: a qué poetas de su generación admira Gallego?

<+Ogigia> jajaja

<+vicentegallego> carlos marzal

<+vicentegallego> miguel ángel velasco

<+vicentegallego> antonio cabrera

<+vicentegallego> felipe benítez

<+vicentegallego> álvaro garcía

<+vicentegallego> antonio moreno

<+vicentegallego> josé mateos

<+vicentegallego> muchos otros más, mi generación ha tenido suerte, me parece, en el reparto

<+Ogigia> [Malanoche]

<+Ogigia> tus prguntas

<+vicentegallego> fin

> gracias

> ha dos preguntas

> <_Nihil_> ¿ Que es lo que a usted le inspira a la hora de escribir y que le hace capaz de ponerse a llenar hojas con sus escritos ?

<+vicentegallego> una extraña emoción inexplicable y repentina es la que hace ponerme a la pantalla del ordenador, sin tener ni idea de lo que voy a decir, pero sabiendo que debo hacerlo, que estoy cumpliendo un destino, fin

> gracias

<+Ogigia> tengo otra pregunta

<+vicentegallego> ok

<+Ogigia> de Poetamuerto

<+Ogigia> q función le otorga a su poesía dentro del contexto social o si es solamente un reflejo intimo de sí como asunto individual?

<+vicentegallego> para mí la sociedad no existe, porque ni siquiera creo en el indivíduo, el que se haya encontrado a sí mismo, su idéntidad verdadera y no el apellido, dejará de preocuparse por todo lo demás

<+vicentegallego> fin

<+Ogigia> Gracias vicente. Malanoche, perdona

> nada

> la siguiente pregunta la formula dugueslin

> adelante

<@dugueslin> hola Vicente

<+vicentegallego> hola

<@dugueslin> tengo por aqui un soneto

<+vicentegallego> a ver

<@dugueslin> que creo que coincide con algunas de tus ideas

<@dugueslin> sobre al poesia

<+vicentegallego> difícil empeño ese a estas alturas

<@dugueslin> quisiera que opinaras sobre él

<+vicentegallego> por favor

<@dugueslin> POÉTICA

<@dugueslin> .

<@dugueslin> “...Un hombre que pasó doloridamente por la vida,

<@dugueslin> dejándonos unas cuantas palabras verdaderas”.

<@dugueslin> .

<@dugueslin> (Walt Whitman, hablando de Antonio Machado)

<@dugueslin> .

<@dugueslin> .

<@dugueslin> Los que no son humildes nunca serán poetas;

<@dugueslin> podrán ser trovadores, juglares o rapsodas,

<@dugueslin> a una dama casada componer bellas odas

<@dugueslin> o el nueve de noviembre mandarle unas violetas;

<@dugueslin> .

<@dugueslin> harán como los gallos que mueven las veletas,

<@dugueslin> no amar ninguna brisa por cortejar a todas…

<@dugueslin> Será su verso efímero, al albur de las modas,

<@dugueslin> y sus rimas fugaces cual cola de cometas.

<@dugueslin> .

<@dugueslin> Los poemas son joyas, y el poeta un orfebre

<@dugueslin> que, en el mar del lenguaje, pacientemente talla

<@dugueslin> la nave de la idea, hasta alcanzar su playa.

<@dugueslin> .

<@dugueslin> Y si alguien pone, iluso cual huésped de pesebre

<@dugueslin> (porque leyó a Machado), vocablos en hileras,

<@dugueslin> ¡que escriba por lo menos palabras verdaderas!

<@dugueslin> .

<@dugueslin> fin

<+vicentegallego> con sinceridad de amigo, te diré que no es buen soneto, pero que suscribo todo lo que dice, el problema de la poesía es que no reside en el acierto de lo que expone, sino en la manera de exponerlo

<+vicentegallego> un soneto a que no suene de prestado es casi imposible de escribir a estas alturas

<+vicentegallego> yo no me he atrevido

<+vicentegallego> gracias por el poema y la confianza, fin

<@dugueslin> gracias

<+Ogigia> bueno

<+Ogigia> pues seguimos entonces

<+Ogigia> A continuación vamos a seguir con poemas del libro “SANTA DERIVA”, que recordamos, fue Premio Loewe 2001.

<+Ogigia> ------------

<+Ogigia> EL SUEÑO VERDADERO

<+Ogigia> En el cenit del día

<+Ogigia> un derrumbe se escucha silencioso:

<+Ogigia> es el ínfimo estruendo

<+Ogigia> de la nube que quiebra su lograda figura

<+Ogigia> para ser de sí misma sólo un eco en lo alto.

<+Ogigia> Todo está en su solsticio,

<+Ogigia> en su plena apariencia mientras el sol lo abrasa.

<+Ogigia> Y a la herida del hombre su latido le presta

<+Ogigia> el frágil corazón de la que cree su hora

<+Ogigia> en la burla del tiempo.

<+Ogigia> Todo vive muriendo y, sin embargo,

<+Ogigia> qué arraigado saberse cierto y hondo

<+Ogigia> en la misma raíz del desarraigo,

<+Ogigia> qué morada a cubierto en la brusca intemperie,

<+Ogigia> qué verdad este sueño

<+Ogigia> cristalino de agosto.

<+Ogigia> ------------

<+Ogigia> ORACIÓN PAGANA

<+Ogigia> A Luis Antonio de Villena

<+Ogigia> Sopla recio a mi espalda,

<+Ogigia> viento oscuro y tenaz del desarraigo,

<+Ogigia> confúndeme los pasos y sitúa mi norte

<+Ogigia> donde no halle el amparo de esta mansa morada.

<+Ogigia> Quiero arder en la noche como un fuego sin dueño

<+Ogigia> mientras la noche dure,

<+Ogigia> y que el santo egoísmo

<+Ogigia> de quien busca el placer y renuncia al soborno

<+Ogigia> con que compra el resguardo voluntades

<+Ogigia> me atraviese de espinas por pretender la rosa.

<+Ogigia> Yo le entrego al diablo cuanto tengo por mío,

<+Ogigia> y que él lo malvenda,

<+Ogigia> y sólo pido a cambio caminar a su lado.

<+Ogigia> De la paz pusilánime que en el orden anida

<+Ogigia> no mendigo limosna: que el desconcierto traiga

<+Ogigia> su cizaña a la casa que mis manos levanten.

<+Ogigia> Porque sólo en el roto corazón de lo turbio

<+Ogigia> he encontrado la luz verdadera del fuego,

<+Ogigia> que las sombras me lleven,

<+Ogigia> y yo lleve conmigo, cuando sea la hora,

<+Ogigia> la clara vecindad de la tiniebla ardida

<+Ogigia> de mi noche a la noche.

<+Ogigia> ------------

<+Ogigia> LA ECUACIÓN VIOLENTA

<+Ogigia> Y ahora ya

<+Ogigia> sentir el aire,

<+Ogigia> su estricta sinrazón de terciopelo,

<+Ogigia> tomar entre las manos

<+Ogigia> un puñado reseco de esta tierra

<+Ogigia> para que sepa el alma

<+Ogigia> en qué lugar mendigo de la lluvia

<+Ogigia> entierra su raíz y busca el fruto.

<+Ogigia> Por pura cortesía

<+Ogigia> de la mañana grande,

<+Ogigia> soleada,

<+Ogigia> habito en claridad

<+Ogigia> la más negra certeza,

<+Ogigia> y el ala va segando

<+Ogigia> del pájaro que cruza

<+Ogigia> la estacional espiga de lo que brota y pasa.

<+Ogigia> Brinda el sol su avena,

<+Ogigia> niega el sol

<+Ogigia> a la noche su oficio de cizaña,

<+Ogigia> y siembra el viento tibio

<+Ogigia> devastación con mano redentora.

<+Ogigia> Como a una vieja amiga,

<+Ogigia> luz colmada de agosto,

<+Ogigia> te franqueo las puertas de mi casa:

<+Ogigia> come tú de mi plato y deja al irte,

<+Ogigia> cosida en el vigor de tu bramante azul,

<+Ogigia> la desgarrada hechura de mis ropas.

<+Ogigia> ________________________

<+Ogigia> Vicente

<+Ogigia> joaqu ¦ Una pregunta: ¿Consideras que las revistas poéticas han perdido parte del protagonismo que tuvieron en otros tiempos de la poesía española?

<+Ogigia> Vicente

<+Ogigia> A lo mejor le hemos agobiado

<+Ogigia> :)

<+vicentegallego> seguimos?

<+vicentegallego> me leeis?

<+vicentegallego> bueno, no sé lo que pasa, se ha cortado esto?

> son los problemas del directo

> lag

<+Ogigia> sí, lag

<+Ogigia> ahora sí

> se ha caido

<@trili> esperamos un momento y se soluciona

<@trili> :)

> eso

<@trili> eso es porque la respuesta debe ser larga

<@trili> e interesante

> ahora

<+vicentegallego> hola de nuevo

<@Chare^^> rehola Vicentegallego

<+Ogigia> has leído la pregunta de joaqu

<+vicentegallego> no

<+Ogigia> a ver, te la paso

<+vicentegallego> ok

<+Ogigia> Una pregunta: ¿Consideras que las revistas poéticas han perdido parte del protagonismo que tuvieron en otros tiempos de la poesía española?

<+vicentegallego> sí, hay tantas que casi ninguna importa

<+vicentegallego> aunque está bien que haya movimiento e interés

<+vicentegallego> de todos modos, todo eso son los aledaños de la poesía, no su esencia, que es un asunto de íntima religión, fin

<+Ogigia> [Malanoche] tus preguntas

> una enviada por mail de vivefeliz

> .

> Sr, Gallego, ¿Conoce vd. Poetas Solidarios?

<+vicentegallego> no, no los conozco

> previsible

> Permìtame que les explique brevemente que es una Asociación sin ánimo de lucro creado por poetas y aficionados a la poesía que se comunican a través de Internet, y que su objetivo es apadrinar niños y luchar contra el hambre. A los niños, además de dinero, les haremos llegar un mensaje solidario. Queremos que sepan que los poetas de este mundo están con ellos. El sistema de asociación es con microdonaciones a partir de un euro al año que van destinadas óntegramente a ONG's.

> Sería un honor Sr. Gallego y un gran impulso para nosotros poder contar con vd. dentro de la Asociación y que nos ayude a hacer correr la voz entre sus amistades.

> Muchas gracias.

<+vicentegallego> ya participo en alguna otra asociación solidaria, pero no hay inconveniente en unirme a ésta

> muchas gracias

<+Ogigia> Una pregunta: ¿Consideras que las revistas poéticas han perdido parte del protagonismo que tuvieron en otros tiempos de la poesía española?

> te lo enviaremos por mail

<+Ogigia> no, perdón

<+Ogigia> eesa ya está

<+Ogigia> cosas del directo

<+vicentegallego> ok,

<+Ogigia> 1- ¿Crees que hay algunas claves determinantes para ganar un premio literario? Es decir, escribir de acuerdo a las pautas de la poesía que se está haciendo en el momento, ser original, utilizar la métrica...

<+vicentegallego> el que piense en ganar un premio literario basándose en cualquier estrategia va listo

<+Mandelstam> Me he debido perder lo mejor del chat, y no sé si se han tratado temas como los que me interesan. En cualquier caso, Vicente, ¿podrías explicarnos la importancia que tiene para ti la música a la hora de escribir?

<+vicentegallego> ese mandelstam es el que yo creo que es?

<+Ogigia> jajajaja

> ejjejeje

<+vicentegallego> no me refiero al poeta ruso

<+Mandelstam> Supongo que sí, Gran Capitán. Sólo quería darte un abrazo y que me respondas, caray

<+vicentegallego> sino a agustín pérez leal, que escribio un estupendo libro de poemas tomándolo por excusa

<+vicentegallego> hola Agus, abrazo sideral, caes de marte

<+vicentegallego> La música lo es todo en poesía

<@Chare^^> debo marchar encantada Vicentegallego :)

<+vicentegallego> yo escucho casi antes la música del verso que su sentido

<+vicentegallego> encantado chare

<+vicentegallego> soy además un melómano enloquecido

<+Mandelstam> Hola, hermano y compañía. Háblanos de Vivaldi, del jazzz, de Nina Simone y de Cecilia Bartoli (a la que estoy escuchando ahora).

<+vicentegallego> la música sacra de Vivaldi ha sido y es una compañía diaria para mí, nina simone es la más emocionante voz del jazz, cecilia bartoli me los puso por corbata hace unos meses en el Palau de la Música de Valencia

<+vicentegallego> qué haría yo sin el arruyo de la música

<+vicentegallego> y tú lo mismo, Agus

<+vicentegallego> fin

<+Ogigia> puers como sabemos que tienes prisa

<+Mandelstam> Acabo de comprarme en el quiosco un doble dvd: el oratorio de Navidad con Harnoncourt y un concierto de año nuevo con Lorin Maazel. El primero es gloria pura. Cuando quierass, estás convidado.

<+Ogigia> y los demás no, Mandelstam?

<+Ogigia> jajaja, es broma

<+Mandelstam> Por supuesto. ¿Cómo se hace?

<+vicentegallego> Tengo el oratorio de navideño de bach, aunque lo prefiero en las cantatas, misas y pasiones

<+vicentegallego> Agus, ponles aquí a estos amigos tu breve poema de las cañas, que sepan con quien hablan

<+Ogigia> venga esas cañas

<+Mandelstam> ¿Sabe la gente que tienes publicada una antología acojonante de poetas casi ignorados de la generación de los 50? Se llama El 50 del 50 y está en PreñTextos. s imprescindible. Voy por el poema

<+vicentegallego> no sé, os lo recomiendo, no por mi trabajo, sino por los poetas que selecciono

<+Ogigia> lo tendremos en cuenta

<+Ogigia> además, este log se está grabando

<+vicentegallego> lo merecen, son maestros a veces ignorados

<+Ogigia> con lo que la gente que no pueda leerlo ahora, lo hará mañana

<+vicentegallego> padorno, luis feria, césar simón, quiñones, ricardo defargues y tomás segovia

<+vicentegallego> Mi dios es solamente perspectiva,

<+vicentegallego> el ángulo correcto

<+vicentegallego> abreviado del juicio,

<+vicentegallego> estaba poniendo unos versos, pero no me deja cortar más que una línea

<+vicentegallego> a ver agus, esas cañas

<+vicentegallego> y no de san miguel

<+Mandelstam> Las cañas dice: "Ayer planté las cañas / que me enviasste por Epifanía. / Me levanté a las dos, / hice la zanja, la llené de espejos / y la cubrí de luz de luna. El alba / se quiso retrasar, y a los primeros / rayos de sol azul, ya estaban / erguidas contra el viento, / protegiendo el lindero con su gris. / (sigue)

<+vicentegallego> eso es música ligera y poderosa

<+vicentegallego> Leed el libro de Agustín Pérez Leal que acab de salir en Pre-Textos, La noche en arras

> gracias Mandelstam

<+Ogigia> también tomamos nota

> anotado

> [vicentegallego]

<+Ogigia> en breve saldrá "Te mandaré mi aliento". Ese con vuestro permiso

> me preguntan si también escribes en valenciano

<+Ogigia> lo recomiendo yo, es de poetas de este canal

<+vicentegallego> no, lo hablo, pero no lo escribo

> gracias

<+vicentegallego> a ver, algo más?

> una más

<+vicentegallego> me estoy yendo al cole a por mi hijo, camaradas

> jejeje

<+Ogigia> bueno vicentegallego

<+vicentegallego> un par de preguntas, si las hay

> Malanoche,mi pregunta ,para Don vicente Gallego es:sí cunado comenzo a escribir,fué por estar,melancolico ó totalmente enamorado.

<+vicentegallego> estaba enamorado, sí, y melancólico, como cualquier enamorado de veinte años

<+vicentegallego> fin

> :)

<+vicentegallego> la última?

<@Sari> Vicente, Agustín encantada, ha sido un placer. Marcho a trabajar.

<@Sari> :)

<+Ogigia> chao Sari

<+Mandelstam> Un gran abrazo, no lleguemos tarde a nuestrass obligaciones terrenales. Hablaremos más, Maestro. Un saludo a todos Agustín

<+vicentegallego> ok, sois todos muy amables

<+vicentegallego> Agus, abrazo fraterno

<+Ogigia> por mí no hay más preguntas

<+Ogigia> y nadie del canal me ha preguntado, creo

<+Ogigia> vicente y Agustín

<+vicentegallego> no dejéis la poesía, como lectores o como poetas, ella siempre sabe pagar de algún maravilloso modo la fidelidad

<+Ogigia> un placer haberos tenido en el canal

> gracias por tu presnecia Vicente

<+Mandelstam> Enhorabuena por la iniciativa. Hasta la próxima.

<+Ogigia> esperamos volverte/volveros a ver por nuestros rincón

> [Mandelstam] muchas gracias

<+vicentegallego> salud y paz para todos, compadres

<+vicentegallego> y compadras

<@Leiaa> gracias vicentegallego

<+Ogigia> Salud y Feliz Año

> jejejeje

<+vicentegallego> que buandan más, me parece, por aqui

<@trili> gracias Vicente

<+vicentegallego> abundan quería decir

<@^Seagirl^> Saludos, vicentegallego, siento no haber podido estar antes.

<@^Seagirl^> Me he perdido todo y no he podido ayudar.

<+vicentegallego> besos mujer marina

<@^Seagirl^> ;)

<+vicentegallego> me voy, otra vez gracias y hasta pronto

<+Ogigia> gracias a ti. Hasta pronto

<+Ogigia> si os parece

<+Ogigia> y ya que nos han quedado muchos poemas en el tintero

<+Ogigia> ponemos el último

<+Ogigia> de su libro "Cantar de ciego"

> venga

<+Ogigia> ÚLTIMO POEMA DEL RECITAL: AL SOL DE FEBRERO

<+Ogigia> De entre todas las cosas

<+Ogigia> serenas de este mundo,

<+Ogigia> ninguna como tú, sol de febrero,

<+Ogigia> tan parco y tan señor,

<+Ogigia> dejándote caer

<+Ogigia> por la cornisa azul

<+Ogigia> sobre la fría tierra,

<+Ogigia> cortando a la medida de los aires

<+Ogigia> esta saya olorosa de novicia.

<+Ogigia> Como si nada hicieras,

<+Ogigia> déjanos a los pobres tu moneda argentina

<+Ogigia> aquí

<+Ogigia> sobre la palma

<+Ogigia> de corazón abierto,

<+Ogigia> aquí

<+Ogigia> donde faltaba,

<+Ogigia> donde tú siempre sueles,

<+Ogigia> donde tienes a bien

<+Ogigia> —como el que no hace nada—

<+Ogigia> llegarte con tu brasa piadosa.

<+Ogigia> Vuelca

<+Ogigia> tu pequeña caldera en nuestro plato,

<+Ogigia> pon tu paz meridiana

<+Ogigia> por las calles de adentro y las esquinas

<+Ogigia> donde el hombre se engalla en la pelea,

<+Ogigia> lávanos

<+Ogigia> tanta injuria

<+Ogigia> en tu siempre dispuesto aguamanil,

<+Ogigia> río alado de fósforo y de esporas.

<+Ogigia> No sólo razonable, ventajoso

<+Ogigia> nos va ya pareciendo cualquier precio

<+Ogigia> por sentarnos aquí,

<+Ogigia> bajo tu concha clara,

<+Ogigia> un instante tan sólo

<+Ogigia> en el que giran

<+Ogigia> siglos, tronos, quimeras,

<+Ogigia> huecos huesos

<+Ogigia> donde sopla la muerte su canción

<+Ogigia> de cuna y cetrería.

<+Ogigia> Por este solo instante a tu cobijo

<+Ogigia> en la tralla del día farolado,

<+Ogigia> quién no firmará ahora con buen pulso

<+Ogigia> su pena y su hipoteca.

<+Ogigia> Quién hay

<+Ogigia> que no se ponga

<+Ogigia> de víspera de fiesta

<+Ogigia> por tomar del almendro,

<+Ogigia> entre los dedos,

<+Ogigia> el pergamino rosa que es su flor,

<+Ogigia> donde nada hay escrito.

<+Ogigia> _____________________________________

<+Ogigia> fin del recital y del especial