Fuente: http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/lo-que-se-mueve/2017/03/27/la-primavera-ha-traido-la-poesia-del.html

Ls poesía ha venido, y la verdad es que, como la primavera de Antonio Machado, nadie sabe como ha sido. 'Ha despertado la rama. El almendro ha florecido..', continuaba el poeta de Campos de Castilla, y las flores de los versos se han esparcido por hoteles, salas de cultura, librerías y hasta por los Grandes Almaces.

En el Día Mundial de la Poesía, entrada de la primavera, se llenaron los espacios de poetas y (lo más importante) de público, de mucho público joven deseoso de escuchar a sus autores, como si fuesen los antiguos bardos, los nuevos cantantes.

El poeta cubano Sergio García Zamora y José Manuel Caballero Bonald, el decano de los poetas españoles.El poeta cubano Sergio García Zamora y José Manuel Caballero Bonald, el decano de los poetas españoles.
Al día siguiente tuvo lugar la entrega del galardón de poesía más importante para libros originales, y el más codiciado (no sólo por sus 25.000 euros). Debe ser uno de los pocos que no ha rebajado su dotación en los años de crisis. En la presente edición, el libro ganador fue La lengua de los otros, de José Ramón Ripoll, y el premio a la Creación Joven recayó en el cubano Sergio García Zamora y El frío de vivir, paradójico título cuando se habita en un pueblo del Caribe; pero eso, quizás sea otro tema. Ambos acudieron bien trajeados (el más joven, sin corbata) al hotel Palace de Madrid, a la comida más elegante del año cultural. Enrique Loewe, el patriarca, quiso unir hace 29 años el lujo de la moda con el lujo de la poesía, y por ello creó ese premio que ha servido, como vasos comunicantes, para enriquecer ambas partes. El cuerpo y el espíritu en su más alto grado. La moda y la poesía se unen en esa comida del Premio Loewe, que es también un acto social, a la que asistieron unos 150 invitados.

La modelo Esther Doña y su pareja, Carlos Falcó, unidos por la poesía.La modelo Esther Doña y su pareja, Carlos Falcó, unidos por la poesía.
Las modelos, como Laura Ponte o Jose Toledo, se mezclaban con los poetas, ya nada bohemios, como Jaime Siles, Luis Antonio de Villena, Ana Rosseti, Antonio Colinas, Ignacio Elguero, Antonio Lucas... También se vio a diseñadores, como Modesto Lomba, que compartió mesa con la académica Carmen Riera, Ángel Shlesser, Elio Berhanyer; y a gente del mundo de la cultura, como la fotógrafa y poeta Ouka Lele, Pedro Mansilla, Carlos Urroz, director de Arco; Miguel Ángel Recio, director general de Bellas Artes; Ignacio García-Belenguer, director del Teatro Real; Alberto Anaut, presidente de PhotoEspaña, que no cesaba de hablar con Juan Barja, director del Círculo sobre algún proyecto entre manos. También estaban Víctor García de la Cocha, recién salido del Instituto Cervantes, Soledad Puértolas, Fernando Delgado, José Manuel Caballero Bonald, el decano de la poesía española, quien pidió disculpas por no quitarse el sombrero para ahorrarnos un espectáculo poco poético.

Y hasta vimos a Jaime de Marichalar (al primero, dada su altura) , a María Pagés, Marta Robles, Marisa de Borbón. También, a Carlos Falcó y su pareja Esther Doña. A este cronista, la bella malagueña le recordó a Carla Bruni, ya sin guitarra, en su, digamos, 'etapa Sarkozy'.

El poeta Javier Vela, que ha presentado su libro 'Fábula'. J. M.PLAZAEl poeta Javier Vela, que ha presentado su libro 'Fábula'. J. M.PLAZA
Muy activa se vio a Ana Gavín, directora de la Fundación Lara, quien edita Vandalia, una de las mejores colecciones de poesía de hoy, flanqueada por dos de sus autores: Joaquín Pérez Azaústre y Javier Vela. Este joven madrileño, que ahora reside Cádiz como director de la Fundación Carlos Edmundo de Ory, ya obtuvo hace ocho años el Loewe a la Joven Creación con Imaginario. Acaba de publicar Fábula, un libro que, según reconoció, es un fin de ciclo, sin enterrar, claro, la tradición simbolista de la que procede. 'Al cerrar este ciclo huyo de repetirme, porque entiendo la literatura a largo plazo", señaló. Digamos que es como salir del yo para ir hacia los otros (o quizás hacia uno mismo pero de una manera más universal). Esa es nuestra interpretación.

Poetas de redes sociales: Victoria Ash, Elisa Levi y Elvira Sastre en su recital en El Corte Inglés, el Día Mundial de la Poesía. J. M. PLAZAPoetas de redes sociales: Victoria Ash, Elisa Levi y Elvira Sastre en su recital en El Corte Inglés, el Día Mundial de la Poesía. J. M. PLAZA
Y la poesía, que ha venido, como la primavera, llegó hasta El Corte Inglés, con lo cual ya es oficial el interés público por la poesía, que se está poniendo de moda, como insistimos en esta crónica. Así que el día de la primavera se programaron recitales en los centross de distintas ciudades. El más importante fue el de Callao de Madrid, por el que desfilaron -en planta de calle- una veintena de poetas. Desde Benjamín Prado a Diego Ojeda.

Este cronista se encontró, entre el público, a Jesús Visor, Manuel Vilas, Elena Blanco, y a Adolfo García Ortega, quien hace unos meses editó El evangelista, y la presentó en una librería donde no hubo ni la quinta parte de los que habían acudido al recital. '¿Tú por aquí?'... Era una sorpresa. 'Es que mi hija está ahí', dijo, señalando a una de las tres jóvenes que recitaban ante un público sentado a sus pies. Y ahí estaba Elisa Levi , autora de Perdida en un bol de cereales, breves poemas que son como un diario de adolescencia.

A un lado, Victoria Ash, autora de Besos de nadie. Esta poeta se definió como 'una soñadora que piensa con el corazón y que quiere cambiar su pequeño mundo con grandes armas como una sonrisa y un poema'. Al otro lado, Elvira Sastre, la única que ha pasado la prueba de la colección Visor sin ganar premio alguno, y podemos acudir a su hermoso libro La soledad de un cuerpo acostumbrado a la herida o, digamos, cómo superar una ruptura amorosa.

Y mientras esto sucedía, enfrente, a veinte metros, la editorial Frida tomó la sala de actos de la Fnac de Callao y llevó a sus poetas y a sus enfervorizados fans. Lo que ha hecho esta editorial con la poesía (como fenómeno de masas y de redes sociales) merece un capítulo aparte, y de ello hablaremos otro día, así cómo de la historia de Diego Ojeda y de cómo un fracaso le ha llevado a este éxito.

No estuvo el poeta que más vende, pero todos los presentes tienen una ventas que envidiarían los poetas tradicionales (y hasta los narradores). En el recital estuvieron María Cabañas, David Sarnes, Samir Abu-Tahoun, Teresa Mateo, David Ruiz y, como gran animador, Marwan, cantautor, poeta multitudinario, además de un tipo simpático. Si el recital empezó a las 6, dos horas y media más tarde había una larga fila de fans aún esperando, libros en manos, para que se los dedicaran. La mayoría, chicas, y jóvenes.

La más solicitata fue María Cabañas, muy activa en las redes como custumizarte, aficionada a los tatuajes, quien ya comentó en sus breves ventanas públicas: 'hay que abrir las puertas de un sueño todos los días'. Aunque nosotros -será la edad- preferimos volver a Antonio Machado: 'Hoy, en mitad de la vida / me he parado a meditar... / ¡Juventud nunca vivida / quién te volviera a soñar!'.

You have no rights to post comments